Mucho se ha hablado sobre el liderazgo. De vez en vez escuchamos nuevas posturas y metodologías sobre este, de manera que ¿cuál es la diferencia sobre esta postura?

Lo primero que necesitamos comprender es ¿Qué es el Eneagrama? A grosso modo, el Eneagrama es una herramienta de autoconocimiento que nos muestra tres aspectos muy importantes que son: nuestras cualidades, nuestras limitaciones y las motivaciones inconscientes que están presentes en todo lo que hacemos, y como la palabra lo dice, desconocemos por completo. De manera que, utilizando la herramienta del Eneagrama podemos conocer qué tenemos para aportar al entorno, así como con qué destruimos nuestras relaciones y generamos pésimos resultados.

A todo esto, podemos agregarle que conociendo la herramienta del Eneagrama y utilizándola sobre nosotros mismos podemos empezar a comprender y a encontrar respuestas sobre las diferentes situaciones de nuestra vida. Utilizando la herramienta del Eneagrama, podemos dar una mirada hacia nuestro interior. Es el punto de partida de cualquier proceso, y en la medida que miramos hacia nuestro interior, podemos entrenarnos en algo que se llama la autoobservación, que es ser conscientes del mundo interno y cómo este genera y afecta el mundo externo. Es decir, los diferentes resultados que obtenemos en la vida.

¿Cómo se conjuga todo esto con el liderazgo? De una manera muy sencilla y es que liderar implica compromiso, generar confianza, tener firmeza, guiar, enseñar, valorar, aceptar, respetar, servir y sobre todo con ejemplo ¿De manera que cómo podemos liderar si no nos conocemos? El liderazgo comienza por la capacidad de ser líder de sí mismo; es decir, hacerse totalmente responsable de los resultados que se tienen en los diferentes aspectos de la vida, es la razón por la que el liderazgo es un arte, porque es trabajar sobre uno mismo como lo hace un escultor que plasma sobre la piedra su idea que se transforma en una obra que genera admiración. Si como líder no generas admiración en los demás, no los inspiras a que ellos sean igual o mejores que tu y no guías con el ejemplo, entonces no eres líder.

No existe liderazgo sin autoconocimiento y este ha sido el talón de Aquiles de las diferentes posturas y metodologías; algunas técnicas de liderazgo pretenden pasar por alto la conducta y su incidencia directa en los resultados. ¿Sabes en dónde se origina tu miedo a ser débil, o al conflicto, o a la mediocridad, o a pensar en ti, o al fracaso, o a pasar desapercibido, o a no conocer cómo funciona el mundo, o a tener fe en ti, o a comprometerte? Si no eres consciente de tus miedos y su origen, lo único que vas a hacer a la hora de liderar no será más que proyectar al mundo tus miedos y deseos utilizando a las personas para tu satisfacción personal y hasta ahí llegará tu liderazgo.

Si quieres ser un verdadero líder recuerda la frase que estaba escrita en el pronaos del templo de Apolo en Delfos, “Conócete a ti mismo”, ya que el liderazgo comienza de adentro hacia fuera.

Pensando en brindar información y herramientas precisamente para mejorar tus resultados, este 17 de julio tendremos en Lima – Perú, el primer taller de El Eneagrama y El Arte del Liderazgo.

Aquí tienes una invitación especial:

Si estás interesado en el taller, aquí tienes los datos para no dejar pasar esta oportunidad.

DESCARGAR TRÍPTICO TALLER LIDERAZGO

Fecha: 17 de Julio
Hora: de 08:00 a 18:00 horas
Lugar: Hotel Dazzler – Miraflores

Reserva tu cupo enviando la ficha de inscripción a: DESCARGAR FICHA DE INSCRIPCIÓN

Inscripciones: info@mgcavala.com o a WhatsApp: (+51) 953 553 116

Artículo escrito por Daniel Castro Carvajal

Psicólogo, Psicoanalista, experto en el manejo del Eneagrama y conferencista internacional. Creador de talleres personales y empresariales.

Certificado a nivel Internacional en Foundations for Leadership, por Society Organizational Learning. Boston, agosto de 2009.

Certificado en Cultural Transformations Tools, parte I y II, por Barrett Values Centre. Medellín, diciembre de 2014.

Consultor en desarrollo humano y facilitador de programas empresariales.