Noticias

Noticias
El Eneagrama y el Arte del Liderazgo.

El Eneagrama y el Arte del Liderazgo.

Talleres

Mucho se ha hablado sobre el liderazgo. De vez en vez escuchamos nuevas posturas y metodologías sobre este, de manera que ¿cuál es la diferencia sobre esta postura?

Lo primero que necesitamos comprender es ¿Qué es el Eneagrama? A grosso modo, el Eneagrama es una herramienta de autoconocimiento que nos muestra tres aspectos muy importantes que son: nuestras cualidades, nuestras limitaciones y las motivaciones inconscientes que están presentes en todo lo que hacemos, y como la palabra lo dice, desconocemos por completo. De manera que, utilizando la herramienta del Eneagrama podemos conocer qué tenemos para aportar al entorno, así como con qué destruimos nuestras relaciones y generamos pésimos resultados.

A todo esto, podemos agregarle que conociendo la herramienta del Eneagrama y utilizándola sobre nosotros mismos podemos empezar a comprender y a encontrar respuestas sobre las diferentes situaciones de nuestra vida. Utilizando la herramienta del Eneagrama, podemos dar una mirada hacia nuestro interior. Es el punto de partida de cualquier proceso, y en la medida que miramos hacia nuestro interior, podemos entrenarnos en algo que se llama la autoobservación, que es ser conscientes del mundo interno y cómo este genera y afecta el mundo externo. Es decir, los diferentes resultados que obtenemos en la vida.

¿Cómo se conjuga todo esto con el liderazgo? De una manera muy sencilla y es que liderar implica compromiso, generar confianza, tener firmeza, guiar, enseñar, valorar, aceptar, respetar, servir y sobre todo con ejemplo ¿De manera que cómo podemos liderar si no nos conocemos? El liderazgo comienza por la capacidad de ser líder de sí mismo; es decir, hacerse totalmente responsable de los resultados que se tienen en los diferentes aspectos de la vida, es la razón por la que el liderazgo es un arte, porque es trabajar sobre uno mismo como lo hace un escultor que plasma sobre la piedra su idea que se transforma en una obra que genera admiración. Si como líder no generas admiración en los demás, no los inspiras a que ellos sean igual o mejores que tu y no guías con el ejemplo, entonces no eres líder.

No existe liderazgo sin autoconocimiento y este ha sido el talón de Aquiles de las diferentes posturas y metodologías; algunas técnicas de liderazgo pretenden pasar por alto la conducta y su incidencia directa en los resultados. ¿Sabes en dónde se origina tu miedo a ser débil, o al conflicto, o a la mediocridad, o a pensar en ti, o al fracaso, o a pasar desapercibido, o a no conocer cómo funciona el mundo, o a tener fe en ti, o a comprometerte? Si no eres consciente de tus miedos y su origen, lo único que vas a hacer a la hora de liderar no será más que proyectar al mundo tus miedos y deseos utilizando a las personas para tu satisfacción personal y hasta ahí llegará tu liderazgo.

Si quieres ser un verdadero líder recuerda la frase que estaba escrita en el pronaos del templo de Apolo en Delfos, “Conócete a ti mismo”, ya que el liderazgo comienza de adentro hacia fuera.

Pensando en brindar información y herramientas precisamente para mejorar tus resultados, este 17 de julio tendremos en Lima – Perú, el primer taller de El Eneagrama y El Arte del Liderazgo.

Aquí tienes una invitación especial:

Si estás interesado en el taller, aquí tienes los datos para no dejar pasar esta oportunidad.

DESCARGAR TRÍPTICO TALLER LIDERAZGO

Fecha: 17 de Julio
Hora: de 08:00 a 18:00 horas
Lugar: Hotel Dazzler – Miraflores

Reserva tu cupo enviando la ficha de inscripción a: DESCARGAR FICHA DE INSCRIPCIÓN

Inscripciones: info@mgcavala.com o a WhatsApp: (+51) 953 553 116

Artículo escrito por Daniel Castro Carvajal

Psicólogo, Psicoanalista, experto en el manejo del Eneagrama y conferencista internacional. Creador de talleres personales y empresariales.

Certificado a nivel Internacional en Foundations for Leadership, por Society Organizational Learning. Boston, agosto de 2009.

Certificado en Cultural Transformations Tools, parte I y II, por Barrett Values Centre. Medellín, diciembre de 2014.

Consultor en desarrollo humano y facilitador de programas empresariales.

Órgano compliance

Órgano compliance

Noticias Generales

Quiero comenzar hoy una serie de análisis de lo que denominaré “reflexiones sobre UNE 19601”. No tiene por objeto criticar o alabar la norma, simplemente quiero generar una reflexión sobre distintos apartados y su redacción que pueden posteriormente dar lugar a interesantes discusiones sobre la norma y que entre todos vayamos creando criterios.

Hoy quiero empezar por analizar el apartado 5.1.2. “Órgano de función compliance”.

Si analizamos la definición de órgano de la Real Academia de la lengua órgano es “Persona o conjunto de personas que actúan en representación de una organización o persona jurídica en un ámbito de competencia determinado”, definición perfectamente aplicable al órgano de compliance.

En el testo del apartado se indica que “el órgano de compliance, trabajando conjuntamente con la dirección, debe ser responsable de”, pero dado que a lo largo de la norma cuando habla de dirección siempre la denomina “alta dirección” (35 veces), es curioso que en este caso no incluye el concepto de “Alta” dirección, nos quedaría la duda si se refiere a esta o al conjunto de la dirección de la empresa sea alta o no. No sé si es un olvido o es intencionado el cambio.

Es curioso que la norma en el apartado 5, hable de liderazgo y compromiso, pero el orden en el que coloca los sub-apartados es “Órgano de gobierno (5.1.1), Órgano de Compliance (5.1.2.) y Alta dirección (5.1.3.) indicando en la redacción del apartado 5.1.1. y 5.1.2. que “… debe demostrar su liderazgo y compromiso …….”, cuando, sin embargo, en el apartado 5.1.2. no habla de demostrar liderazgo sino de responsabilidades.

Pero estas responsabilidades no quedan definidas como las del órgano de compliance penal (aunque el título del apartado sea éste) ya que indica “trabajando con la dirección” y como todos sabemos las responsabilidades compartidas como la que está definiendo son muy difíciles de exigir pues, al ser compartidas, es difícil de delimitar quien es el responsable, lo cual en un sistema de cumplimiento no parece muy adecuado.

Respecto a éstas responsabilidades, los diferentes ítem del apartado utiliza una gran tipología de verbos como “impulsar, supervisar, promover, poner en marcha, asegurar, etc. “que, en mi opinión, en muchos casos no dan un reflejo claro de la responsabilidad o hace difícil de entender si son del órgano de compliance o de la “dirección”. Por ejemplo, cuando indica en el ítem 11 “Informar al órgano de gobierno …” quien es el que informa el órgano de compliance o la  dirección” o ambos de forma conjunta. Claro que si es de forma conjunta ¿Cuál es la independencia del órgano de compliance respecto de la alta dirección? Y si es la dirección, estaríamos poniendo un filtro entre el órgano de compliance y el órgano de gobierno.

Igualmente nos pasa en otros ítems como el tercero, “promover la inclusión de las responsabilidades de compliance penal en las descripciones de puestos de trabajo y en los procesos de gestión del desempeño de los miembros de la organización”; en mi opinión, el órgano compliance puede promover, pero la dirección debe exigir.

Creo que el batiburrillo que se genera en este apartado es muy peligroso pues ante cualquier problema no quedan claras las responsabilidades de la dirección, alta o no, y del órgano de compliance. Además, su mezcla deja bastante vacía la independencia del órgano de compliance.

Artículo escrito por:

Juan Carlos Bajo Albarracín – Presidente del Consejo General de Profesionales Compliance.

Tutor principal del PROGRAMA INTERNACIONAL: EXPERTO EN SISTEMA DE GESTIÓN ANTISOBORNO. INTERPRETACIÓN DE LA NORMA INTERNACIONAL ISO 37001:2016 Y FORMACIÓN DE AUDITOR INTERNO.

ISO 37001: ¿Puede favorecer a las organizaciones corruptas?

ISO 37001: ¿Puede favorecer a las organizaciones corruptas?

Noticias Generales

La reciente publicación de la norma ISO 37001 “Sistemas de gestión anti-soborno”, está creando a nivel mundial una gran expectativa; muchas empresas, la mayoría trabajando a nivel internacional, esperan que la norma permita eliminar prácticas corruptas que les perjudican. Pero, ¿cubrirá la norma estas expectativas?

En mi opinión lo hará si las administraciones públicas implantan sistemas de gestión anti-sobornos de conformidad con ISO 37001 o similares, en caso contrario la norma acabara favoreciendo a las empresas corruptas.

Tal y como indica la propia norma ISO 37001, las organizaciones deben asumir que su implantación puede generarles pérdidas comerciales y productivas ya que, al no poder realizar determinadas prácticas, puede ser menos competitivas que las que no la implantan y realizan actividades poco lícitas. Cuántas veces hemos escuchado “o entro en el juego o me quedo fuera del mercado”. Pero ¿Qué pérdida pueden soportar estas empresas?

Imaginémonos que, a cierta licitación de una administración pública, X empresas están interesadas en concursar, algunas de ellas con la norma ISO 37001 implantada que, en consecuencia, han decidido que determinadas prácticas, como invitar a comer a los funcionarios que gestionan la licitación o cualquier otro tipo de invitación o atención, no puede ser realizada. Sin embargo, aquellas empresas que no tienen un sistema de gestión anti-sobornos, si pueden hacerlo. Esta situación puede generar un problema competitivo para las empresas que han implantado la norma ISO 37001, si enfrente de ellas se encuentran a determinados funcionarios que agradecen las invitaciones y atenciones sin que sus administraciones les detecten. Por ello, se genera una ventaja competitiva a las empresas que no tienen implantada la norma y que están dispuestas a aceptar prácticas que podríamos denominar corruptas.

En consecuencia, o las administraciones implantan sistemas anti-sobornos o podríamos llegar a un punto en el que se facilite la adjudicación de los contratos a aquellos que no tiene sistemas anti-soborno y que están dispuestos a realizar determinadas prácticas. Por ello, es imprescindible que las administraciones públicas abanderen la implantación de sistemas anti-soborno y valoren la implantación de dichos sistemas a la hora de las adjudicaciones.

Igualmente ocurrirá si las empresas no se exigen entre sí, se generará un negocio entre las empresas con sistemas implantados y un negocio a parte entre las empresas sin sistemas anti-soborno. Por ello, es fundamental que las empresas que implanten sistemas anti-soborno exijan niveles de gestión anti-soborno a sus proveedores con el fin de ir acorralando a las empresas corruptas, en el mercado sólo habrá negocio para las empresas con sistemas de gestión anti-soborno.

A llegado el momento en que todos demos un paso al frente en materia anti-corrupción, no que simplemente hablemos de que debe erradicarse. Como dice el refrán, “no me digas cuanto trabajas dime lo que consigues”.

Artículo escrito por:

Juan Carlos Bajo Albarracín – Presidente del Consejo General de Profesionales Compliance.

Tutor principal del PROGRAMA INTERNACIONAL: EXPERTO EN SISTEMA DE GESTIÓN ANTISOBORNO. INTERPRETACIÓN DE LA NORMA INTERNACIONAL ISO 37001:2016 Y FORMACIÓN DE AUDITOR INTERNO.

ISO 37001: INDEBIDO O APROPIADO

ISO 37001: INDEBIDO O APROPIADO

Noticias Generales

En el apartado 8.7 de la norma ISO 37001 se establece que “las organizaciones deben implementar procedimientos que diseñados para evitar que el ofrecimiento, suministro o la aceptación de regalos, invitaciones, donaciones y beneficios similares en los que la oferta, el suministro o la aceptación es, o podría razonablemente ser percibido como, el soborno”.

 Lógicamente, la mejor forma de evitar el riesgo sería prohibir la realización de cualquier tipo de regalo, invitación, obsequio O amabilidad a un cliente o funcionario público. Sin embargo, como se indicaba en la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción, primer instrumento jurídico global para el combate de la corrupción (2005), “los regalos y atenciones razonables que se ofrecen abiertamente en el transcurso de la actividad comercial con el fin de fomentar buenas relaciones y marcar ocasiones especiales no constituyen sobornos”. Por ello, la prohibición total podría perjudicar a la organización.

Dejando clara la legitimidad de estas actividades, no obstante, se hace imprescindible establecer criterios que definan qué y en qué circunstancias puede realizarse, que éstos sean conocidos por todos sus miembros y, todos ellos, sepan entre el uso legítimo y apropiado y el uso indebido.

 La pregunta a la que debe responderse el compliance officers es ¿qué es legítimo y apropiado?; para posteriormente establecer el punto donde se sobrepasa el concepto de atención razonable y se empieza a considerar que podría ser o parecer un posible soborno. Está claro que tendrá que analizar el contexto de la organización (geográfico, social, etc.), las partes interesadas, etc. pero al final tiene que tomar una decisión difícil.

Artículo escrito por:

Juan Carlos Bajo Albarracín – Presidente del Consejo General de Profesionales Compliance.

Tutor principal del PROGRAMA INTERNACIONAL: EXPERTO EN SISTEMA DE GESTIÓN ANTISOBORNO. INTERPRETACIÓN DE LA NORMA INTERNACIONAL ISO 37001:2016 Y FORMACIÓN DE AUDITOR INTERNO

ISO 37001: La diligencia debida

ISO 37001: La diligencia debida

Noticias Generales

En términos simples, la diligencia debida se refiere al proceso de evaluar una decisión a través de una investigación extensiva y la consideración de todas las posibilidades. Aunque a menudo el término es asociado con el mundo de los negocios, también podría ser invocado en casi cualquier situación en donde la decisión es importante y las consecuencias de las malas decisiones son dramáticas.

En materia antisobornos es la forma en que una empresa determina qué información necesita para comprender sus riesgos específicos relacionados con la corrupción en un momento determinado y un contexto operacional dado (por ejemplo, un nuevo proyecto, cliente, proveedor, empleado), así como las medidas que necesita adoptar para prevenir y mitigar esos riesgos

La organización, en función de los riesgos evaluados deberá definir:

  1. Las transacciones, proyectos, actividades, etc. que por su nivel de riesgo deben ser tenidos en cuenta en los controles. Por ejemplo, clientes con facturación es superior a X miles de soles.
  2. Los socios de negocios con un nivel de riesgo elevado.
  3. Las categorías del personal en determinados puestos por su relación y/o control del riesgo.

La organización debe evaluar la naturaleza y alcance del riesgo de soborno en relación a operaciones concretas, proyectos, actividades, socios y personal pertenecientes a estas categorías. Este análisis incluirá cualquier diligencia necesaria para obtener información suficiente para evaluar el riesgo de soborno. La debida diligencia se actualiza a una frecuencia definida, por lo que los cambios y los nuevos datos pueden tenerse debidamente en cuenta.

El objetivo de realizar la diligencia debida en determinadas operaciones, proyectos, actividades, socios, o la organización del personal es evaluar el alcance, la escala y la naturaleza de los riesgos de soborno no considerados como bajos identificados como parte de la evaluación de riesgos de la organización. También sirve el propósito de actuar como un adicional, control específico en la prevención y detección del riesgo de soborno, e informa a la organización sobre la conveniencia de posponer, suspender, revisar o controlar las transacciones, proyectos o las relaciones con los socios de negocios o personal, como, por ejemplo, rechazar un acuerdo con un franquiciado.

No debemos confundir la diligencia debida con los controles que el sistema implanta en forma general, la diligencia debida será aplicable de forma proporcional en función del nivel de riesgo. En general, la diligencia debida será tenida en cuenta cuando iniciemos alguna nueva actividad, acordemos con un nuevo socio de negocios, etc. para lo cual debemos establecer en función de los riesgos que información previa necesitamos para tomar decisiones de forma objetiva y documentada. Por ejemplo, que debemos conocer de un socio comercial antes de firmar un acuerdo de colaboración con él.

En relación con los proyectos, transacciones y actividades, los factores que la organización puede ser de utilidad para evaluar incluyen:

  1. la estructura, naturaleza y complejidad (por ejemplo, la venta directa o indirecta, el nivel de descuento, adjudicación del contrato y los procedimientos de licitación);
  2. la estructura financiera y de comisiones
  3. el alcance de los recursos disponibles de la organización;
  4. el nivel de control y visibilidad;
  5. los socios y otras terceras partes involucradas (incluyendo a funcionarios públicos);
  6. las relaciones entre las partes entre sí y con funcionarios públicos;
  7. competencia y las calificaciones de las partes involucradas;
  8. reputación de las partes involucradas;
  9. los riesgos del cliente;
  10. ubicación geográfica;
  11. los informes en el mercado, la prensa, organismos internacionales, etc.

En relación con la posible diligencia debida en socios de negocios, se analizará los factores que para la organización pueden ser de utilidad para evaluar en relación con un socio de negocios, entre los que podemos incluir:

  1. si el socio de negocios es una entidad legítima, como lo demuestran los indicadores tales como documentos de la empresa en registros, las cuentas anuales presentadas, número de identificación fiscal, inclusión en el listado de la bolsa de valores;
  2. si el socio de negocios tiene las calificaciones, experiencia y los recursos necesarios para llevar a cabo el negocio para el que se está contratando;
  3. si, y en qué medida, el socio de negocios tiene un sistema de gestión contra el soborno;
  4. Si el socio de negocios tiene una reputación de soborno, fraude, deshonestidad o mala conducta similares, ha sido investigado, declarado culpable, sancionado o inhabilitado por corrupción o conducta criminal similares;
  5. la identidad de los accionistas y la alta dirección del socio de negocios, y si:
  • tienen una reputación de soborno, el fraude, la deshonestidad o mala conducta similares;
  • han sido investigados, condenados, sancionado o inhabilitado por corrupción o conducta criminal similares;
  • tienen algún vínculo directo o indirecto con cliente o clientes de la organización, funcionarios públicos, que pudieran dar lugar a la corrupción (esto incluiría a personas que no sean los propios funcionarios públicos, pero que puede ser directa o indirectamente relacionados con los funcionarios públicos, los candidatos a cargos públicos, etc.),
  1. la estructura de los acuerdos de transacción y de pago (comisiones, bonos, etc.);
  2. la naturaleza, el tipo y el alcance de la diligencia debida realizada dependerá de factores tales como la capacidad de la organización para obtener suficiente información, el costo de la obtención de información, y en la medida de lo posible el riesgo de soborno que plantea la relación;
  3. los procedimientos de diligencia debida aplicadas por la organización de sus socios de negocios deben ser consistentes a través de los niveles de riesgo de soborno similares (negocio de alto riesgo de soborno, asociados en lugares o mercados en los que existe un alto riesgo de corrupción es probable que requieran un nivel significativamente mayor de diligencia debida diligencia que socios de negocios de riesgo en lugares o mercados de bajo riesgo);

Diferentes tipos de socios de negocios es probable que requieran diferentes niveles de diligencia debida, por ejemplo:

  • Desde la perspectiva de la posible responsabilidad legal y financiera de la organización, socios de negocios representan un mayor riesgo de soborno a la organización cuando actúan en nombre de la organización o en beneficio de ella que cuando se están proporcionando productos o servicios a la organización. Por ejemplo, un agente involucrado en la asistencia a una organización para obtener una adjudicación del contrato podría pagar un soborno a un gerente de atención al cliente de la organización para ayudar a la organización a ganar el contrato, por lo que podría dar lugar a la organización responsable de la conducta corrupta del agente. Por otra parte, un proveedor de venta de equipos o material a la organización y que no tiene ninguna implicación con los clientes de la organización o funcionarios públicos que son relevantes para las actividades de la organización es menos probable que sea capaz de pagar un soborno en nombre de la organización o por su beneficio, por lo que el nivel de diligencia debida en el proveedor podría ser más bajo;
  • El nivel de influencia que la organización tiene sobre sus socios de trabajo también afecta a la capacidad de la organización para obtener información directamente de los socios de negocios como parte de su diligencia debida. Puede ser relativamente fácil para una organización que requiere que sus agentes y socios de empresas conjuntas para proporcionar amplia información sobre sí mismos como parte de un examen previo antes de la organización de comprometerse a trabajar con ellos, ya que la organización tiene un grado de elección sobre con quien se contrata en esta situación. Sin embargo, puede ser más difícil para una organización que requiere un cliente o cliente para proporcionar información sobre sí mismos o para rellenar cuestionarios de diligencia debida. Esto podría deberse a que la organización no tendría suficiente influencia sobre el cliente o cliente para poder hacerlo (por ejemplo, cuando la organización está involucrada en una licitación para proveer servicios al cliente);

La diligencia debida llevada a cabo por la organización de sus socios de negocios puede incluir, por ejemplo:

  • Un cuestionario enviado al socio de negocios en el que se le pide que responda a las cuestiones planteadas.;
  • Una web de búsqueda de la empresa y la información de accionistas y la alta dirección para identificar cualquier información relacionada con el soborno;
  • La búsqueda de información adecuada en el gobierno, judiciales e internacionales de información relevante;
  • La verificación de listas de inhabilitación a disposición del público de las organizaciones que están restringidos o prohibidos para contratar con entidades públicas o gubernamentales en poder de nacionales o gobiernos locales o instituciones multilaterales, como el Banco Mundial;
  • Hacer investigaciones de otras partes apropiadas sobre reputación ética del socio de negocios;
  • Nombrar a otras personas u organizaciones con experiencia relevante para ayudar en el proceso de debida diligencia;

No obstante, se puede solicitar más información sobre la base de los resultados de la debida diligencia inicial (por ejemplo, para explicar cualquier efecto adverso de la información)

La ausencia de información negativa no significa necesariamente que el socio de negocios no representa un riesgo de soborno. Los resultados deben ser evaluados con cuidado y un juicio racional realizado por la organización basada en los datos disponibles a la misma.

La organización debe desarrollar una investigación razonable y proporcionada sobre el socio de negocios, teniendo en cuenta las actividades que el socio de negocios y el riesgo de soborno inherente a estas actividades, a fin de formar un juicio razonable sobre el nivel de riesgo de soborno que supone el socio de negocio para la organización.

Artículo escrito por:

Juan Carlos Bajo Albarracín – Presidente del Consejo General de Profesionales Compliance.

Tutor principal del PROGRAMA INTERNACIONAL: EXPERTO EN SISTEMA DE GESTIÓN ANTISOBORNO. INTERPRETACIÓN DE LA NORMA INTERNACIONAL ISO 37001:2016 Y FORMACIÓN DE AUDITOR INTERNO

Un análisis rápido de la norma  ISO 37001:2016

Un análisis rápido de la norma ISO 37001:2016

Noticias Generales

A pesar de la existencia de numerosas leyes nacionales y acuerdos internacionales destinados a luchar contra el soborno, este sigue siendo un problema que erosiona y destruye la economía. Por ello, en noviembre de 2013, La Organización Internacional de Normalización (ISO), inició el proceso de elaboración de la norma que culminó con su publicación el 15 de octubre de 2016 de la ISO 37001 “Sistemas de gestión anti-soborno” cuyo objetivo es ayudar a las organizaciones a prevenir y combatir el soborno.

ISO 37001 está diseñada para ayudar a las organizaciones a luchar contra el soborno mediante el establecimiento de una cultura de integridad, transparencia y cumplimiento. Si bien la norma no puede garantizar que ningún soborno tenga lugar en el presente o en el futuro, sí que puede ayudar a las organizaciones a implementar medidas efectivas para prevenirlo y hacerle frente o como ha dicho Neil Stansbury, Presidente del comité del proyecto ISO para el desarrollo de la norma aseguro que los beneficios de la aplicación de la norma serán muchos: “ISO 37001 ayudará a proporcionar garantías a la administración, inversores, socios, personal y otros grupos de interés, de que la organización está tomando medidas razonables para evitar el soborno.”

El ISO 37001 no es un estándar que innove respecto a lo que estaban haciendo algunas organizaciones con programas desarrollados anticorrupción en base a los documentos de organismos internacionales como el Reglamento de la Cámara Internacional de Comercio o las incluidas en la Guía práctica del Programa anticorrupción de ética y cumplimiento para las empresas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito de Viena.

Pero si introduce un valor muy importante con respecto a los otros documentos, el valor de la estandarización y homogeneización con valor universal para que las transacciones entre las organizaciones se hagan en el mismo idioma en materia de sobornos y, en consecuencia, la certificación.

Para algunos expertos del sector, esta adhesión y certificación puede ser un factor de diferenciación muy importante a la hora de competir. Y, aunque un buen sistema de gestión anti-soborno, no es la panacea frente a las acciones penales de responsabilidad para las personas jurídicas, si es un elemento muy importante de atenuación e incluso exención.

Entre los requisitos que se encuentran en la norma están la adopción de una política anti-soborno, la designación de una persona para supervisar el cumplimiento, la formación, la evaluación del riesgo y la debida diligencia en los proyectos y con los asociados de negocios, los controles financieros, no financieros y comerciales, así como el establecimiento de procedimientos de reporte e investigación y, todo ello, encuadrado dentro de un sistema de gestión auditable.

La norma ISO 37001 indica en varios puntos que puede integrarse con otros sistemas o incluso ser utilizada para integrar otros tipos de delitos o, por ejemplo, el blanqueo de capital o los sistemas de calidad.

Para entender cómo puede relacionarse el sistema de gestión anti-sobornos con el resto del sistema utilizaremos el gráfico siguiente:

De las normas publicadas por ISO aplicables a sistemas de gestión tenemos unas que son transversales ya que recogen todos los posibles incumplimientos independientemente del área o actividad de que se trate; y las no transversales, como por ejemplo la ISO 37001 sobres sistemas de gestión de cumplimiento, ISO 9001 sobre sistemas de gestión de calidad, ISO 14001 sistemas de gestión de medio ambiente, etc.

Igualmente tenemos otras normas transversales que un pudiendo ser utilizadas por si solas, generalmente se utilizan más como referencia de las normas no transversales. Por ejemplo, ISO 30300 sobre gestión de la documentación, ISO 31000 sobre sistemas de gestión de riesgos, etc.

La integración entre estos sistemas es posible. No es mejor o peor tener los sistemas integrados completamente, integrados algunos de ellos entre sí y otros separados, o todos independientes. Cada organización debe definir en un determinado momento cual el nivel de integración que le puede interesar considerando el contexto externo e interno.

No obstante, aunque no integremos los sistemas si pueden referenciarse entre sí, por ejemplo, referenciar en el sistema anti-soborno un procedimiento de otros sistemas, como el de calidad.

Por último, no debemos confundir sistemas integrados con documentación integrada. Los sistemas de gestión integrados implican un pensamiento integrado, es decir se trabajen en común, es decir, es un concepto más amplio que la documentación integrada.

Artículo escrito por:

Juan Carlos Bajo Albarracín – Presidente del Consejo General de Profesionales Compliance.

Ponente del Programa de Formación Internacional Semipresencial – Experto en Sistema de Gestión Antisoborno, Interpretación ISO 37001:2016 Y Formación de Auditor Interno.

ALIANZA ESTRATEGICA ENTRE DANIEL CASTRO CARBAJAL CONSULTORIA Y MG CAVALA

ALIANZA ESTRATEGICA ENTRE DANIEL CASTRO CARBAJAL CONSULTORIA Y MG CAVALA

Alianzas

Las empresas consultoras Daniel Castro Carvajal  y Metis Gaia Cavala suscriben un acuerdo de colaboración interinstitucional para el desarrollo de programas de alto impacto para la mejora de las personas y por ende, de las organizaciones.

El acuerdo entre ambas entidades tiene por objetivo desplegar toda el expertise técnico  internacional para el desarrollo de procesos de crecimiento personal y profesional necesarios para afrontar con éxito total todos los retos de la sociedad actual. Por tanto, esta alianza estratégica pone a disposición de los profesionales y empresas peruanas, herramientas muy poderosas para la mejora de las personas en todos los aspectos, personal y laboral, y de las organizaciones de las cuales son piezas importantes.

Daniel Castro Carvajal es una empresa y marca consultora colombiana especializada en ofrecer información y herramientas para que personas, familias y organizaciones, alineen su brújula y logren definir un propósito claro que los guiará en el gran océano de la vida.

MG CAVALA, es un gabinete de asesoría empresarial especializada en la implementación, mejora y auditoria de sistemas de gestión y en el acompañamiento a empresas para conseguir certificaciones internacionales como ISO, OHSAS y afines. Proveemos soluciones integrales, mejora de procesos y de personas  a través del conocimiento y la experiencia internacional. MG CAVALA es una empresa de capital mixto hispano-peruano con sede central en Lima, Perú.

STOP CORRUPCIÓN

STOP CORRUPCIÓN

Noticias Generales

Durante estos dos últimos años, se han llevado a cabo importantes modificaciones e incorporaciones a la normativa vigente en materia de fraude, en concreto, respecto los casos de soborno y corrupción. En este sentido, cabe indicar que, a finales del año 2016, se publica la ISO 37001, Sistema de Gestión Anti – Soborno, el cual corresponde a un estándar que, con su correspondiente implementación, permite a las organizaciones luchar contra el soborno. Si bien es cierto los países más industrializados del mundo ya habían implementado normativa al respecto, como, por ejemplo, USA, UK, Italia, Australia, Alemania, etc., esta ISO normaliza las prácticas de cada país a fin de que todos “hablemos el mismo idioma”. Para el caso de Perú, el Instituto Nacional de Calidad (INACAL) publicó el 04 de abril de 2017 la Norma Técnica Peruana NTP-ISO 37001, que es la traducción y adaptación de la versión en idioma inglés. Adicionalmente, cabe añadir que el Congreso de la República promulga, el 20 de abril de 2016, la Ley número 30424 que regula la responsabilidad administrativa de las personas jurídicas por el delito de cohecho activo transnacional para, posteriormente, aprobar el Decreto Legislativo número 1352 que amplía los delitos a cohecho activo genérico, cohecho activo específico, así como el lavado de activos, otros delitos relacionados con la minería ilegal y crimen organizado y delitos de terrorismo.

Hablemos de la ISO 37001. Para la correcta implementación de un Sistema de Gestión Anti-soborno, serán necesarios los siguientes puntos, entre otros:

Contexto de la organización. En este apartado hablaremos de la comprensión de la organización y de su contexto. Haciendo mención al tamaño, la estructura, la delegación de autoridad con poder de decisión en la organización, los lugares en los que opera la organización, la naturaleza, escala y complejidad de las actividades y operaciones, los socios de negocios. Y un tema muy importante, hablaremos de la naturaleza y el alcance de las interacciones con los funcionarios públicos. Adicionalmente, determinaremos el alcance del sistema de gestión anti – soborno, para lo cual es necesario llevar a cabo una evaluación del riesgo de soborno, así como de los controles existentes de la organización con objeto de mitigar dicho riesgo de soborno.

Liderazgo: El máximo órgano de gobierno deberá aprobar la Política anti – soborno de la organización que, entre otros temas, prohíba el soborno y promueva el planteamiento de inquietudes de buena fe o sobre la base de una creencia razonable en confianza y sin temor a represalias.

Función de cumplimiento anti – soborno: La Alta Dirección debe establecer una función de cumplimiento anti – soborno para supervisar el diseño e implementación del sistema de gestión anti – soborno por parte de la organización.

Investigación y tratamiento del soborno: La organización debe implementar procedimientos para requerir una evaluación y, cuando sea apropiado, la investigación de cualquier soborno.

Evaluación del desempeño: La organización debe llevar a cabo el pertinente seguimiento, medición, análisis y evaluación del Sistema de Gestión Anti – Soborno.

Como toda ISO, no es obligatoria su implementación. No obstante, ¿qué pasa en el Perú a raíz de la entrada en vigor de la citada Ley 30424 el 01 de enero de 2018? Ante cualquier delito cometido por parte de algún colaborador de los mencionados anteriormente, la organización tiene responsabilidad administrativa sobre dicho delito. No obstante, la Ley establece eximentes por implementación de un modelo de prevención, los cuales resumimos a continuación:

  1. Un encargado de prevención designado por el máximo órgano de administración de la persona jurídica.
  2. Identificación, evaluación y mitigación de riesgos para prevenir la comisión de los delitos mencionados anteriormente.
  3. Implementación de procedimientos de denuncia.
  4. Difusión y capacitación periódica del modelo de prevención.
  5. Evaluación y monitoreo continuo del modelo de prevención.

Por lo tanto, por todo lo mencionado anteriormente, es altamente recomendable establecer un modelo de prevención en nuestras organizaciones.

Artículo escrito por:

Juan García Blazquez – Jefe de Auditoría Interna en Redondos S.A.

Participante en el curso Internacional Semipresencial – Experto en Sistema de Gestión Anti soborno y lavado de activos ISO 37001.

Casco inteligente para minimizar riesgos laborales

Casco inteligente para minimizar riesgos laborales

Noticias Generales

Cuando la tecnología, la innovación y los sistemas de seguridad y salud se juntan: crean un casco inteligente para minimizar riesgos laborales de los trabajadores.

La empresa catalana Engidi ha creado un dispositivo que, colocado en el interior del casco de un trabajador, mide parámetros como el estrés térmico, la altura a la que se encuentra o los impactos y caídas que pueda sufrir, con el objetivo de mejorar la seguridad del trabajo en el sector industrial.

Esta información, recopilada a través de varios sensores, se envía a una plataforma digital a la que accede el responsable de riesgos laborales de cada empresa, ayudándole a gestionar la seguridad de sus trabajadores.

Engidi ha recibido el apoyo para este proyecto de la red Enterprise Europe Network (EEN) de la Comisión Europea, que en Cataluña lidera la agencia de la Generalitat para la competitividad de la empresa (ACCIÓ) con el objetivo de impulsar las pymes y asesorarlas en términos de innovación e internacionalización.

La empresa catalana, especializada en el diseño de tecnología wearable, ha desarrollado su primer producto con el objetivo de reducir los riesgos laborales y gestionarlos más fácilmente. Este dispositivo está formado por diferentes sensores de proximidad, acelerómetros o barómetros, entre otros que utilizan tecnología Internet de las Cosas (IOT) para conectarse con una plataforma accesible vía móvil o web.

“Nuestro dispositivo recibe información de forma constante y envía datos cuatro veces al día en la plataforma, que procesa la información para hacerla comprensible y se integra con las herramientas de gestión de cada empresa”, explica Clara Brunel, Chief Marketing Officer de Engidi.

Entre las funcionalidades del dispositivo también se incluye un registro del número de trabajadores que se localizan simultáneamente en una zona determinada, que se actualiza cada hora para saber cuántos están en activo en ese momento.

“Esta información no tiene como objetivo medir la productividad ni controlar el horario de entrada de los trabajadores, sino garantizar su seguridad y delimitar, por ejemplo, zonas peligrosas”, porque concentran un exceso de trabajadores.

También se dispone de una funcionalidad de alarma que se activa pulsando un botón en caso de accidente y envía datos en tiempo real al responsable de riesgos laborales a través de la conexión GPS que localiza el profesional que necesita ayuda.

Brunel destaca que “el servicio se puede aplicar a cualquier sector industrial donde el trabajador requiera el uso del casco, como empresas de construcción, minería, marina, centrales petroleras, etc”.

Engidi tiene previsto iniciar la comercialización de su producto en el año 2019, una vez superadas las pruebas piloto que iniciarán el mes de junio para analizar, a lo largo de seis meses, el funcionamiento de cerca de 300 unidades del dispositivo.

Fuente: RRHHpress.com

 

fuente: RRHHpress.com y del Diario Gestión

ISO 45001: LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD

ISO 45001: LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD

Noticias Generales

“Por fin llegó la cosecha

Llegó la cosecha, hermano

Que ya parieron sus frutos

Regadíos y secanos”

Los que ya tenemos unos años a nuestras espaldas, no podemos evitar una sonrisa en la cara al escuchar el soniquete de… «por fin llegó la cosecha, llegó la cosecha, hermano». Era la música de un anuncio de televisión que se hizo famoso en los 80 y que a más de uno nos traerá grandes recuerdos. Lo de menos es la marca que lo anunciaba… lo de más… la letra de esa canción, que se convirtió en himno para muchos. Y es que cada año, una de las épocas más esperadas por muchos, es la de la cosecha. El tiempo de recoger, recolectar, cosechar, vendimiar… dependiendo del producto que estemos esperando, lo que hemos estado trabajando y cuidando todo el previamente.

Posiblemente podríamos denominar a la ISO 45001 como a Fernando VII “el deseado”. Los técnicos de prevención llevamos los últimos años viendo cómo se publica, no se publica y, al final, se ha publicado. Por fin, hemos recogido la cosecha de muchos años de esfuerzo con la publicación de la norma.

Desde que a mediados de los años 95 empiezan a cambiarse las legislaciones y se plantea que la seguridad y salud es un elemento basado en la gestión y no sólo en las actuaciones técnicas, los técnicos de prevención nos hemos sentido como el niño pobre de la gestión. Los sistemas de calidad, medio ambiente que se basaban en la gestión con una mayor fuerza que la gestión en prevención, en particular éramos vistos a otro nivel por los gestores de calidad, la gestión forma parte de su expertis y llegábamos los técnicos a adherirnos como advenedizos a ella.

En España, fuimos pioneros de la publicación de normas de gestión sobre prevención con la norma experimental publicada por AENOR, pero igual que la publicamos, la eliminamos (en mi opinión por el clásico complejo de inferioridad español frente a Europa). Posteriormente se publicó la norma OHSAS 18001 a la cual los técnicos nos adherimos y que ha sido implantada por más de 90.000 organizaciones a nivel mundial.

Sin embargo, siempre la prevención se ha sentido acomplejada por no disponer de una norma ISO de carácter internacional. Pero, por fin llego la cosecha y nos sentimos felices de disponer de nuestra ISO 45001 que nos sitúa a niveles de calidad o medio ambiente. Ahora ya nos sentimos adultos en sistemas de gestión.

En la actualidad, con la publicación de la norma, nos estamos encontrando multitud de listas, tablas, referencias cruzadas entre OHSAS 18001 e ISO 45001, transmitiendo que la transición de la norma OHSAS a ISO 45001 simplemente implica una adecuación del sistema añadiéndole aquellos aspectos o requisitos que no se encontraban en la OHSAS 18001, como el análisis del contexto.

En mi opinión, no nos hemos enterado, la norma ISO 45001 no es simplemente una adaptación de la OHSAS al formato de la estructura de alto nivel de ISO. La norma ISO 45001 refleja un cambio de filosofía en la gestión de la seguridad y salud del trabajar, pasando de centrar nuestro sistema en la eliminación del accidente a un sistema que busca, además de la eliminación, una mejora continua de las condiciones de trabajo.

Por otra parte, la norma, como todas las diseñadas de acuerdo con la estructura de alto nivel de ISO, busca una desburocratización del sistema, ya no existen estructuras documentales encorsetadas; ya no es importante la documentación, si no la información que existe en dichos documentos.

Quizás estemos ante nuestra última oportunidad de hablar de una adecuada gestión y no de una gestión burocrática. Dejemos de parodiar a Groucho Mars en su mítica película del Oeste “Más Madera” cambiándolo por “más papel”. A ver si aprendemos de una vez que la importancia de un sistema no son sus estructuras documentales, los registros y las firmas; la importancia de un sistema se basa en los resultados o desempeño.

Pero ¿seremos capaces?, o seguiremos vendiendo nuestro trabajo de la misma forma que lo hemos vendido hasta ahora, demostrando lo mucho que hacemos y no lo que conseguimos.

Espero que, en particular, consultores y auditores empiecen a enterarse que no podemos quedarnos en los papeles, debemos bajar al terreno, al tajo(*) y la fábrica para valorar los resultados y desempeño de los sistemas. Espero que los auditores nos enteremos, debemos dejar el traje y los despachos y ponernos el jean, bajar a la fábrica y valorar el desempeño. Basta ya de valorar la capacitación en base al número de horas de formación, empecemos a valorarla analizando la forma de trabajar de las personas si están o no capacitados, hayan recibido más o menos curso; empecemos a valorar los controles por su eficacia y no porque existen registros o no. Bajemos al tajo(*), que el papel todo lo aguanta.

Es cierto que esto exige saber más, tener la mente abierta y dejar nuestra zona de confort en la documentación. Ya no nos valen auditores que nunca han hecho prevención y simplemente se saben la norma de memoria.

Quizás estemos ante nuestra última oportunidad de transformar la prevención de ser un coste a ser un valor añadido.

Artículo escrito por:

Juan Carlos Bajo Albarracín

Tutor principal del CURSO DE ESPECIALIZACIÓN: Interpretación y adecuación de la norma ISO 45001:2018. Sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo.

Máster en prevención de riesgos laborales en las especialidades de seguridad, higiene y ergonomía con más de 30 años de experiencia en sistemas de gestión de seguridad y salud laboral, imparte formación sobre prevención de riesgos laborales en la Universidad Politécnica de Cataluña.

Ha sido miembro de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo de España, presidente de la Asociación de Entidades de Prevención Acreditada (ANEPA) y es vicepresidente del Consejo General de Profesionales de Seguridad y Salud en el Trabajo de España. Ha publicado varios libros sobre gestión de la prevención y auditarías de prevención de riesgos laborales.

(*) Entiéndase el término ‘tajo’ para referirse tanto al trabajo como al lugar donde se realiza una ocupación laboral.